alimentación infantil·bienestar familiar·vida sana

Vamos a cocinar con niños

A los niños pequeños les encanta meter mano en la cocina y es una buena manera de involucrarlos en ella, dándoles un poco de educación nutricional, además descubriéndoles alimentos, colores, texturas… Y lo que es más importante, compartiendo nuestro valioso tiempo con ellos, sin distracciones, sólo ellos, nosotros y un montón de comida por el suelo.

No sé si alguna vez habrás cocinado con niños, o lo has intentado.

Si lo has hecho sabrás que de la expectativa de cocinar con ellos, donde están los padres la mar de tranquilos, y el niño con cara de bueno y sonriente, dista mucho muchísimo de la realidad, donde hay harina por todo el suelo, el niño que se va a mitad de la receta y el padre o la madre se queda con la cocina empantanada.

 

Si nunca lo has intentado, lo que acabas de leer quizás te ha hecho replanteártelo, pero voy a darte mis razones de porque sí vale la pena cocinar con tus hijos, a pesar de todo:

  • Es un momento en que ellos se sienten muy valorados, porque les involucramos en algo que saben que es importante en el día a día de la familia.
  • Es uno de los pocos momentos en que vamos estar por ellos, sin distracciones como el móvil o las tareas que tengamos pendientes, porque realmente estamos haciendo una tarea con ellos, tenemos que controlar que no se hagan daño, que no pongan demasiada sal, etc. Y a ellos les encanta que no les quitamos el ojo de encima.
  • Es un momento en que podemos presentarles diferentes alimentos, para que los descubran y despertar su curiosidad. Hay muchos niños que no quieren comer verduras, pero si son crudas ya es otra cosa. Recuerdo cuando mi primer hijo empezó a gatear, que siempre me encontraba el cajón de las patatas abierto con todas mordisqueadas.
  • A medida que se van haciendo mayores podemos ir enseñándoles cosas sobre alimentación, un poco de educación nutricional, lo que es saludable y lo que no tanto, y el porqué.
  • Es un buen momento para hablarles de sus antepasados que no ha conocido, cocinando platos relacionados con ellos, algo de cocina tradicional. Estas son cosas que sólo nosotros podemos transmitirles oralmente.
  • También es un buen momento para aprender geografía, cocinando platos de diferentes lugares y hablando de ellos.

 

authentic-2042204_640

 

Si te he convencido y quieres prepararte para ello, voy a darte mis consejos para cocinar con niños, fruto de mi propia experiencia con un niño de 4 años y otro de 1 y medio, con los que he cocinado desde que nacieron, primero en brazos o en portabebés y ahora a su aire.

  • No cocines con niños muy pequeños si vas a usar cuchillos, o en los fogones. Tú mism@ tienes que valorar su edad y qué es lo que pueden usar sin peligro.
  • Elegid una receta secilla y pregúntales si quieren participar.
  • Ya sé que hay muchas personas anti plásticos, pero yo te aconsejo evitar usar utelsilios de cristal por si se rompen y luego hay cortes y sangre. Hay plásticos de buena calidad que puedes usar tranquilamente.
  • Si tienes hijos pequeños lo ideal es empezar haciendo pan, pizzas, bizcochos, galletas, incluso un guacamole o preparar fajitas. Al fin y al cabo, hacer masas es lo que más les gusta.
  • Hazte a la idea de que todo se va a ensuciar. Enciérrate en la cocina para que el desastre no se extienda. Prepara un tapo mojado para posibles derrames y sobre todo no te estreses si eso pasa.
  • Prepara el campo de batalla, hay quien pone un plástico en el suelo para no manchar. Yo tengo una mesita de plástico para ellos de Ikea, la entro en la cocina y allí les va perfecto porque está a su altura y no tiene que subirse a ninguna silla para llegar, además de tenerlos apartados de lo más peligroso de la cocina. Al terminar lo que hago es aspirar y fregar el suelo y pasar un trapo por la mesa, que no me lleva más de 10 minutos.
  • No te estreses si ellos se ensucian. Ponles ropa que no te importe que se ensucie, y si es verano no hace falta llevar mucha ropa, después a la ducha y listos.
  • Prepara todos los ingredientes con anterioridad. Así evitaras tener que estar sacando cosas una vez empezada la receta. No te extrañe que se vayan comiendo los ingredientes antes de usarlos.
  • Si se cansan al poco rato y quieren dejarlo, no pasa nada. Les limpias las manos, los sacudes un poco y a otra cosa mariposa. Los niños cuando son pequeños tiene poca paciencia para estarse quietos haciendo algo, algunos estarán 10 minutos entretenidos y otros media hora. Como habrás elegido algo sencillo tú sola lo acabarás en un tris trás.

 

Yo suelo hacerlo una vez por semana como mínimo, los viernes por la tarde solemos hacer una pizza de verduras para cenar todos juntos. Y el resto de los días siempre cae algún pan, bizcocho o magdalenas.

 

Estoy deseando que lo pruebes y me cuentes que tal te ha ido. ¿Tienes algún consejo para compartir sobre cocina con niños? Cuéntamelo todo en los comentarios.

 

Un comentario sobre “Vamos a cocinar con niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s